Colombia: Co-crear la memoria colectiva del país a través de 500 bibliotecas públicas.

Publicado el 21/03/2018 - Patrimonio Digital

Co-aprendizajeAuto-organizaciónCompartir recursosJuegosInnovación socialTICsProcomún

Viene de la página 1




La “Diana” marca las pautas de cómo organizar ese primer paso, creando una relación de confianza entre el personal de la biblioteca y la comunidad alrededor a ella, explicando los pormenores del proyecto y detallando las tareas que se abordan en la sesión. Las fotografías de los participantes son el hilo conductor que unen historias personales con las emociones que provocan entre los asistentes a la sesión, además de ayudar a los bibliotecarios a tratar en profundidad los temas que aparecen y ampliar la información relevante perteneciente a su comunidad.

Las emociones pretenden ser un sistema de categorización más, que ha de servir para humanizar la cultura de archivo, donde fomentar y detectar elementos clave entre los participantes desde la empatía. Para poder facilitar la selección de las emociones se organizaron en una ruleta de las emociones bajo los adjetivos: Nostálgico, Inspirado, Comprometido, Patriótico, Sorprendido, Emocionado, Asombrado, Orgulloso.

La Refoto, antes de nada, se debe contextualizar como un ejercicio que se propone como “Salir de la biblioteca” para estar más cerca de los eventos de recolecta de fotos, las exposiciones para obtener reacciones, comentarios de la comunidad, incluso las excursiones o tours que recorren los lugares representados en las fotografías recopiladas, son ejemplos de actividades incluidas en esta ruta y estrategias presenciales interesantes y refrescantes a las que recurrir.

En este paso el grupo participante ya posee experiencia con la recolección de información y el valor que tienen las imágenes. Llega el momento de salir de la biblioteca y compartir el proceso con más personas. Se recomienda a los participantes que al elegir fotos de lugares concretos del municipio busquen con anticipación un grupo o asociación del municipio al que puedan convocar previamente, y de esta forma garantizar que cuentan con un público asistente, el cual puede aportar testimonios valiosos e información relevante durante la salida.




La Refotografía es el acto de hacer una fotografía de un sitio que también aparece en otra fotogracía; repetirla con un espacio de tiempo entre las dos imágenes; y así tener una imagen del “ayer y hoy" de un área en concreto. El punto desde donde el fotógrafo original fotografió la escena puede haber desaparecido con el tiempo, por lo tanto el refotógrafo debe elegir una escena original en la cual el punto de vista sea todavía accesible, o alquilar un equipo que le permita duplicar la posición de la cámara en la fotografía original.


Aprendiendo y haciendo memoria es una oportunidad de rescatar, preservar y divulgar la memoria local

“Aprendiendo y haciendo memoria es una oportunidad de rescatar, preservar y divulgar la memoria local de Cereté. Para nosotros la fotografía es una fuente de información de un valor incalculable, que constituye un texto en sí, es como un libro que nos habla y que refleja unas historias y unas realidades determinadas que debemos aprender a leer y a valorar”. Vera Centeno Roca, Directora de la Biblioteca Pública Rafael Milanés García de Cereté (Córdoba)

Cada biblioteca y cada localidad tiene características particulares: una masa de usuarios, comunidades más o menos jóvenes, con más o menos recursos y conocimientos, más o menos adaptados a Internet y la sociedad de la información. Por esta razón, dentro de la ruta común propuesta hemos establecido tres escenarios o puntos de partida diferentes a seguir según el tipo de biblioteca y comunidad, en función de si es más o menos activa en el mundo digital.

La primera vía alternativa (primer escenario posible) es más adecuado para las bibliotecas con una población o usuarios menos alfabetizados digitalmente y que no tienen servicios comunitarios consolidados ni han iniciado procesos en torno a la recuperación de la memoria, ni han comenzado a crear colecciones fotográficas. Cubre todas las fases propuestas para la ruta común, desde el inicio al final, y es por tanto la vía más larga, la que requerirá más tiempo en ser completada y más acompañamiento para desarrollarse. Se proponen cuatro temáticas posibles alrededor de las cuales centrar la recopilación de historias, entrevistas y/o fotografías en actividades presenciales:

Saberes locales / oficios enfocados en retratos de personas, por ejemplo, ejerciendo oficios tradicionales, protagonistas de escenas o familiares a los que poder entrevistar

Lugares representativos, famosos para la comunidad (por ejemplo la plaza del pueblo o plaza del mercado)

Eventos importantes que ha marcado la historia de la comunidad, con una fecha concreta, por ejemplo el día de la ciudad, una fiesta de gran popularidad...

Seleccionar del albúm familiar, una foto carismática o trascendente para la familia y/o la comunidad

La segunda vía alternativa (segundo escenario posible), con un punto de partida más avanzado que el anterior, es recomendable para las bibliotecas que pueden contar con una comunidad activa, un grupo de amigos de la Biblioteca o grupos de la comunidad vinculados a un servicio particular y actividades ya en desarrollo y especialmente relacionados con la recuperación de la memoria o el diálogo en torno a la memoria. Y se plantean actividades didácticas y participativas mixtas, en función del nivel de digitalización de cada comunidad se realizan más actividades analógicas o presenciales (de la primera vía alternativa) o más actividades dirigidas a la digitalización y uso de la plataforma Historypin (de la tercera vía alternativa).

La tercera vía alternativa (tercer escenario posible), tiene el punto de partida más avanzado de todos dentro de esta ruta, la ruta común, y ha sido diseñada para las bibliotecas con procesos de largo recorrido en torno a la recuperación de la memoria, que ya tienen colecciones fotográficas iniciadas y/o grupo de amigos consolidados, una comunidad más adaptada al uso de internet y las herramientas digitales. En estas comunidades se hacen sesiones colectivas de digitalización, llamadas Revelatón, con las que se publican las mejores historias en la plataforma History Pin.

La ruta está planteada para ir progresivamente desde lo analógico, presencial (en las bibliotecas, en las localidades) a lo digital y online (sesiones colectivas de digitalización) y establece una serie de paradas o actividades didácticas y participativas. Según el escenario desde el que se parta se realizan más actividades analógicas o presenciales o más actividades dirigidas a la digitalización y uso de la plataforma Historypin.

Es igual qué vía alternativa siga cada comunidad, lo importante es que todas lleguen al final de la ruta común, que consiste en utilizar la co-creación de la metodología, herramientas y materiales formativos y busca producir "la empatía" como motor de innovación, de cambio y en este caso de recuperación de la memoria colectiva de un país. La fotografía es un elemento secundario, el hilo conductor, es accesible al público general, fácil de compartir y de situar en el tiempo del que proviene (el momento en que se hizo la foto), puede ponerse en contexto para compartirlo y da pie a hablar abiertamente de un tiempo y de unas circunstancias pasadas. Y además facilita a la comunidad un aprendizaje de las técnicas digitales, el proceso de digitalización de la imagen, el tratamiento de archivo, las acciones para compartirlo vía web a un público local, regional e incluso nacional o global.

Aunque las bibliotecas más digitalizadas puedan ir directamente a la tercera vía alternativa propuesta, se les recomienda que tomen como punto de partida estrategias analógicas o presenciales, porque como evidencian las metodologías de co-creación, son las que aportan valor, generan una participación de calidad y otro tipo de visibilidad entre su comunidad y sus usuarios. Son apropiadas para facilitar la participación de nuevos miembros y crean comunidad más allá de los grupos ya formados.
Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 EspañaPágina: 1| 2
Con el apoyo de:
Platoniq

Navegar en Comparte Tu Rollo es una experiencia llena de emociones que te permite ver muchas caras desconocidas de Colombia y descubrir un país que no tenías en la mente. Esta es, definitivamente, una oportunidad para reconocer, desde la fotografía y la narrativa, la diversidad de un país extraordinario. En Comparte Tu Rollo podrás recorrer toda la geografía nacional y observar rasgos sociales y culturales característicos de cada una de nuestras regiones… Sin embargo, también te vas a sorprender con los contrastes entre la cotidianidad de las personas y los pueblos –representada en las fotografías compartidas por la comunidad– y los imaginarios que existen respecto a ciertos territorios y poblaciones: todos tenemos un país en la cabeza, y a veces la realidad nos indica otras verdades.

MÁS MEDIA: