¿Quién Quiere Ser...?

Publicado el 06/01/2009 - Juegos y metodologías

Auto-organización, Comunidades / Redes, Juegos, Analogizando lo digital, Toma de decisiones colectiva, Moderación colectiva, Trabajo en red, Herramientas de comunicación

Contribuidores: The People Speak, Saul Albert

Introducción

Lo que sigue a continuación es una explicación de un conjunto de métodos desarrollados desde 2004 por The People Speak para ayudar a grupos grandes de gente con ideas, opiniones y puntos de vista muy diversos, a tomar decisiones importantes como grupo, a llegar a compromisos creativos, y a divertirse en el proceso.

Esta explicación puede servir como guía para aquellos que quieran facilitar la toma de decisiones en ciertas situaciones. Es probable que los métodos requieran cierta adaptación en cada caso. Si tú o tu grupo decidís aplicar estas estrategias y técnicas, y tenéis observaciones o sugerencias de mejora, por favor, colaborad en la wiki del proyecto.


Espontaneidad

¿Quién Quiere Ser...? es un concurso espontáneo y democrático en el que el público elabora las preguntas, tiene todas las respuestas y establece las normas. La premisa básica es que cada uno de los miembros del público tiene un voto. Los miembros pueden proponer ideas, debatirlas con el resto del público y, a continuación, votar sobre las decisiones propuestas en el debate para llegar a una conclusión entre todos en un tiempo límite de 1 hora y 30 minutos, a menos que se vote para ampliar ese límite y seguir con el juego.

Los concursos son divertidos, y la clave para que un ¿Quién Quiere Ser...? tenga éxito es asegurarse de que es entretenido para todos los participantes. Debido a que el tiempo de juego, su estructura y cada una de sus partes son modificables y están sujetas a la adaptación del público, el juego puede ser difícil de planificar y pronosticar.

Uno de los elementos cruciales del enfoque de The People Speak en todos nuestros proyectos, es ser lo más flexibles posible en cuanto al contenido o la dirección del evento. Preferimos que la gente decida por sí misma cuáles son las preguntas importantes antes que hacer hipótesis sobre qué tema o enfoque será relevante.

La inestabilidad de lo que va a ocurrir cuando la gente asiste a uno de nuestros eventos se convierte en uno de los factores de entretenimiento, así como la libre y espontánea contribución de los participantes. Las técnicas empleadas por The People Speak están diseñadas para que la gente participe de manera creativa en el drama de un resultado aún sin decidir, al tiempo que se mantiene una estructura coherente.


Tiempo
    
Si hay poco tiempo, todos sentirán que se les mete prisa; si hay demasiado tiempo, la gente se cansará y empezará a irse. Hemos visto que un buen punto de partida es un tiempo de 1 hora y media, aproximadamente la duración de un largometraje, dividido en dos partes de 45 minutos.

La estructura de dos partes es útil porque permite que cierta dramaturgia se desarrolle. La primera mitad puede basarse en un "brain-storming" y una generación de ideas. La segunda mitad puede ser una reducción de las mismas, un control según la realidad y la construcción de compromisos creativos.

Va bien tener un reloj a la vista, con el tiempo que queda para que finalice la mitad, para asegurarse de que todo el mundo entiende el alcance de la discusión y, si es necesario, para que se vote para alargar el tiempo de debate.


Votación

Existen distintos sistemas de votación, cuestión sobre la que, a menudo, el público pasa un rato debatiendo antes de encontrar uno que les vaya bien.

El punto de partida será tan simple como sea posible, sin que la sencillez sea demasiado restrictiva. Desde nuestra experiencia, este es un punto de partida muy útil, que puede modificarse para adaptarse a las necesidades del público:
• Se presentan tres opciones claras.
• El público vota por una de las tres.
• Gana la mayoría.

Las tres opciones son importantes porque pueden ser configuradas para ser:
• Opción A
• Opción B
• Ni A ni B (volver al debate)

Desde nuestra experiencia, la mayoría de los públicos se sienten bien al comprometerse con este sistema, simple pero potencialmente expansivo.


Participación e interés

Es vital que la decisión sea importante para todos los participantes. Si la gente siente que está jugando sin tener ningún interés en el resultado (financiero, emocional o social), no tendrán ganas de participar y contribuir de manera creativa.

Hasta la fecha, ¿Quién Quiere Ser...? se ha utilizado con éxito para decidir:
• Qué imágenes (sugeridas por el público) habría que incluir en el mural de una zona de juego comunitaria.
• Cómo desarrollar y mejorar un espacio público muy querido.
• Qué hacer con un bote de 1.000 libras obtenido a través de donaciones de 10 libras del público.

Véase el sitio web del proyecto para más ejemplos, vídeos y reportajes.


Presentación

Presentar el juego requiere un pensamiento rápido, habilidades de mediación, improvisación y humor. Es el papel de facilitador más público y, potencialmente, el más poderoso (así que el presentador ha de tener cuidado de facilitar el debate, en vez de dominarlo).

El público propondrá muchas sugerencias rápidamente, y a menudo necesitará ayuda para ordenar esas sugerencias hacia una decisión que pueda avanzar hacia una votación.

Por ejemplo, el público enfrentado a la decisión de cómo gastar 1.000 libras puede que haga las tres propuestas siguientes:
• hagamos un concurso de baile para decidir quién se queda el dinero
• donémoslo a la Investigación contra el Cáncer de Reino Unido
• alquilemos un piso durante un mes y hagamos una copia de las llaves para todos los participantes

Si estamos al principio del juego, el presentador trabajará esto en categorías, fomentando que el público aporte más ideas sobre temas similares, que pueden retomarse más tarde si es necesario. El presentador, entonces, puede decir: "Bueno, estas son algunas buenas ideas, por lo que queremos:

Continua en la página 2

Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 EspañaPágina: 1| 2
Con el apoyo de:
Platoniq
NO MEDIA!